Navegación

Artículos Relacionados

La nube, cada vez más necesaria para las empresas petroleras


admin
La nube, cada vez más necesaria para las...

No es nada nuevo: las empresas petroleras están obligadas a permanecer en la vanguardia de la tecnología para sacar el mayor partido posible a todas sus explotaciones. El último paso dado por las principales empresas del sector, entre las que destacan Repsol, BP, Total y Chevron, ha sido abrazar la computación en la nube.

El motivo no es otro que la gestión de los inmensos paquetes de datos que deben manejar en su día a día. Desde la profundidad en la que operan sus plataformas hasta aspectos técnicos relacionados con la presión o la temperatura de las perforadoras. Pese a ello, la tecnología cloud aún es un océano por explorar para la mayoría de empresas energéticas, tal y como indica una reciente nota de Expansión: solo se están aprovechando el 5 % de los datos generados por este tipo de organizaciones, el 95 % restante no se está analizando ni empleando para tomar mejores decisiones.

El poder de la inteligencia artificial

Lo cierto es que la nube supone una gran oportunidad para que las petroleras saquen partido a todos la información que generan. ¿El motivo? Sin lugar a dudas, la inteligencia artificial, la cual es capaz de absorber, ordenar y analizar grandes volúmenes de datos. Así, extrae conclusiones que pueden derivar en una mejor toma de decisiones tanto a corto como a medio y largo plazo.

Obviamente, el fin último de una compañía petrolera pasa por vender su producto, aunque también es cierto que todas esas compañías están evolucionando hacia lo que hoy se denomina como empresa de datos. ¿La razón? El análisis de esa información es imprescindible para mejorar en términos de rentabilidad, eficiencia, sostenibilidad y competitividad. La nube ayuda a reducir el consumo energético y de recursos, principales lastres a la hora de extraer petróleo, así como a incrementar la fiabilidad y el rendimiento de las explotaciones.

Un ejemplo de cómo la inteligencia artificial puede aplicarse en este sector podemos encontrarlo en la compañía británica BP, que ha instalado una serie de sensores para controlar en tiempo real el comportamiento y las condiciones de su infraestructura. Así, a través del aprendizaje automático, pueden predecir el funcionamiento de toda su infraestructura, presente en todo el mundo. Desde 2014, han ahorrado más de 6.500 millones de dólares en costos de producción.

Chevron se alía con Microsoft

Microsoft y Chevron se han aliado para que Azure forme parte de la petrolera californiana. El objetivo primordial de Chevron consiste en hacer más eficientes los procesos de administración y extracción de conclusiones de las grandes pilas de datos que manejan en su día a día, procedentes de lugares tan dispares como refinerías o estaciones de repostaje.

De momento, la petrolera ha instalado varios millones de sensores en sus instalaciones para detectar todo tipo de anomalías. El machine learning y el aprendizaje predictivo se encargan de enviar alertas cuando algo no funciona correctamente.

Eso sí, las perspectivas de futuro van más allá. Chevron quiere que Microsoft Azure le ayude a explotar y detectar nuevos yacimientos petrolíferos a través, precisamente, del aprendizaje automático, una de las extremidades más importantes de la nube. Algo que para muchos puede parecer ciencia ficción ya se está llevando a cabo en múltiples plantas y factorías.

El poder de la nube

La nube ofrece infinidad de soluciones a las empresas. Ejemplo de ello es AzureSimple, una herramienta de SoftwareONE que busca mejorar la productividad de las compañías a través del fomento de la flexibilidad. De esta forma, los empleados no tienen por qué encadenarse a sus puestos de trabajo: podrán trabajar en cualquier momento y desde cualquier lugar, siempre que así lo requieran.

Una de las grandes ventajas de la nube es que se puede configurar teniendo en cuenta los retos a los que deben enfrentarse las organizaciones. Así, se pueden crear entornos de TI capaces de responder a todas las demandas de las empresas. AzureSimple ayuda a optimizar todo tipo de procesos, permanecer en la vanguardia de la innovación, ser más flexibles, hacer crecer el negocio y reducir las inversiones en herramientas que, con el advenimiento de la tecnología cloud, han quedado completamente desfasadas. No importa el lugar donde se encuentre tu fuerza de trabajo: todos los centros de producción tendrán acceso a la información clave y podrán trabajar en ella y sobre ella sin importar los kilómetros de distancia que os separen.

Los negocios, sin importar de qué tipo sean (incluso las compañías petroleras), buscan herramientas que puedan escalar en función de sus necesidades. También almacenamiento que proteja de todo tipo de desastres (incluyendo robos), recursos de software, soporte permanente, diseño intuitivo, asistentes de migración sencillos de utilizar y una plataforma universal que pueda adaptarse a cualquier sistema operativo. Y la nube, tal y como demuestra AzureSimple, evoluciona día a día para responder a todas esas demandas.

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad