Navegación

Analítica de la información: saber quitar la paja


Realidad Digital
Analítica de la información: saber quitar la...

Por Cristóbal Miguel García Jaimes
Experto en Transformación Digital

Requerir información útil en este siglo XXI requiere de unos cuantos clics y algo de suspicacia.

• Hay, al menos, 4 cuatro métodos para encontrar una aguja en un pajar.
• Conocer las propiedades de la información que deseamos ayuda a eliminar el ruido.

Ser o no ser, indagar o no indagar, o lo que es lo mismo, buscar entre la paja a la minúscula aguja que yace sobre el suelo. En muchas ocasiones, buscar una mínima fortuna puede parecer fácil, pero cuando uno busca agujas de oportunidad en un vasto pajar, la tarea puede resultar bastante tediosa. La información útil puede estar escondida debajo de montones de “chucherías”, artilugios literarios de escritores con colmillo, que simplemente no dejarán que su don más preciado se vaya con cualquier plebeyo.

Resulta, pues, que es menester que sepamos diferenciar entre lo que es bueno de lo que no; hacer un análisis de datos para separar la información que vende de la que nos interesa y, por si fuera poco, de aquella que es para pasar el rato… que así sea.

Cuando escuché la expresión “es como si buscáramos agujas en un pajar”, yo no entendía totalmente siquiera que era un pajar; sin embargo, comprendía que relacionaba una dificultad mayúscula… además de compañeros dramáticos.

Desafortunadamente para ellos, la Física ya era de mi interés, y resolver problemas también.

Presto a ganarme la desaprobación de mis compañeros, y sin la menor mala intención, respingué: “Quizás una aguja en un pajar pueda parecer difícil de hallar, pero hay más formas que solo quitar esos palitos uno por uno, esperando pincharse” y efectivamente, podemos hallar agujas de muchas maneras. Sin duda alguna, yo llevo cuatro hasta la fecha.

Imagine que usted necesita datos sólidos para sus proyectos acerca de Millenials y el porqué no ahorran, y no cuenta con estadísticas más duras que las de dos fuentes de información: A y B. La primera dice que a un porcentaje determinado de Millenials les gusta viajar, mientras que la segunda señala que los miembros de esta generación no desean tener hijos a la misma edad en la cual sus padres ya tenían uno o dos. Ambas informaciones son indirectas, como si una fuera de color azul y otra de amarillo. Sin embargo, podemos combinar colores y obtener quizás un tono de verde, cruzar información pues, y lograr una tercera información más sólida por estar sustentada en dos fuentes, donde ahora nos diga que “un importante grupo de jóvenes no ahorra porque prefiere viajar a tener hijos”. Yo soy uno de ellos, y no porque mi color favorito es el verde.

La paja puede presentarse de muchas formas, pero no hay que olvidar las cualidades propias de nuestra aguja. Podemos quemar la paja, aventarla a la estratosfera y el aire dejará a nuestra aguja libre, inundar el montón de paja para que el metal se hunda o, mi favorito, usar un imán y atraer la pincha metálica. Lo importante es no dejar de buscar nuestro objetivo.

Requerir información útil en este siglo XXI ya no se refiere a ir por el mundo a visitar hemerotecas llenas de ejemplares. Ahora, la distancia es de tan solo unos clics y algo de suspicacia. Trata pues, de entender que los tiempos cambian y a un ritmo muy acelerado. La información no se crea ni se destruye, solo se transforma, con la entropía del Universo y nosotros mismos ahí metidos.

Por Realidad Digital

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad