Navegación

Artículos Relacionados

La fuerza laboral del futuro en la industria energética


Realidad Digital
La fuerza laboral del futuro en la industria...

Por: Accenture

Por Felipe Olivares, Gerente de Talento para la Industria de Recursos Naturales, en Accenture México, y Experto en la Materia para Realidad Digital.

accenture-experto

Hoy más que nunca, las empresas del sector energético deben enfocarse en gestionar los costos y aumentar la productividad de todas sus operaciones.

• La típica estructura dentro del sector energético está compuesta hasta en un 80% por contratistas externos, de acuerdo con un análisis de Accenture
• Las organizaciones del sector invierten inteligencia artificial: en comparación con los últimos dos años, hubo un aumento de 73% en la inversión en machine learning y de 74% en deep learning

La industria de Energía vive tiempos difíciles, debido a la volatilidad en el mercado, el aumento en los costos base y la demanda cambiante de energía a nivel global. Además, la fuerza de trabajo en la industria enfrenta retos particulares, como atraer el talento de trabajadores que operen en áreas remotas. Por eso, es necesario aplicar un nuevo enfoque al proceso de planeación de la fuerza laboral y la tecnología digital es el mejor aliado.

En este contexto, la típica estructura dentro del sector está compuesta hasta en un 80% por contratistas externos, de acuerdo con un análisis de Accenture. Tener una fuerza laboral líquida (es decir, preparada para adaptarse al cambio de forma ágil) y utilizar una alta proporción de contratistas externos sirve para cubrir la demanda de habilidades especializadas o de trabajos en áreas remotas, pero la dependencia en este modelo genera también un alto costo de administración, así como un aumento de riesgos operativos.

Este modelo se ha convertido en parte del status quo para la industria energética, pero ahora vivimos un punto coyuntural en el que será cada vez más necesario descubrir nuevas formas de insertar a las tecnologías digitales en los procesos de trabajo de empleados y contratistas. Esto permitirá automatizar el flujo laboral, así como extender las habilidades de los trabajadores para mejorar la seguridad y productividad del capital humano.

Las organizaciones dentro de este sector han hecho inversiones significativas en tecnologías como la inteligencia artificial: en comparación con los últimos dos años, hubo un aumento de 73% en la inversión en machine learning y de 74% en deep learning. Con estos y otros avances tecnológicos existe la oportunidad de tener una aproximación distinta para gestionar a la fuerza laboral del futuro. Además de cuestionar si un trabajo determinado debe hacerse o no –es decir, si resulta crítico para desbloquear el valor del negocio–, las empresas también deberán preguntarse cuál es la mejor forma de ejecutar cada tarea. En algunos casos, la respuesta es a través de la aplicación de tecnologías innovadoras o emergentes.

La tecnología puede ayudar a que los trabajadores tengan más eficiencia y seguridad. Las empresas de energía están empezando a usar drones para inspeccionar ductos o estructuras altas en busca de fugas. Por otro lado, instalar WiFi con geoperimetrajes definidos en una refinería y hacer que los contratistas utilicen dispositivos para monitorear tareas, les da a las empresas datos en tiempo real para tomar mejores decisiones y generar cambios.

Los trabajadores de mantenimiento pueden usar tabletas y lentes inteligentes para revisar la condición de las plantas y resolver problemas en conjunto con expertos en las oficinas centrales. Otro ejemplo es el de los operadores de equipo, que pueden recibir entrenamiento y practicar habilidades en entornos virtuales, de esta forma las organizaciones pueden asegurarse de que las maquinarias, en condiciones reales, estarán siendo operadas por los técnicos mejor calificados. En cada caso, las tecnologías digitales abren el camino para una mayor productividad de la fuerza laboral y para reducir costos, mientras se crea un ambiente de trabajo más seguro.

Así, aplicar tecnologías digitales en forma de wearables, drones o realidad aumentada, permite reducir de forma significativa la labor necesaria para completar tareas críticas. No solo se debe ver a la tecnología como un elemento disruptor, sino como una herramienta que fomenta la transformación de las personas, los proyectos y las organizaciones enteras para crear una estructura ágil y adaptable.

El objetivo entonces será liderar compañías de energía que tengan una visibilidad de 360° de su fuerza laboral completa, que puedan aplicar anualmente una estrategia mucho más flexible de presupuesto base cero y, sobre todo, que logren apalancarse de las tecnologías digitales para hacer el trabajo de forma más eficiente, automatizar tareas clave y aumentar el alcance y las habilidades de sus trabajadores.

Por Realidad Digital

Fuentes Informativas

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad