Navegación

Artículos Relacionados

¡No mires para otro lado y aprende a analizar las ventas de tu empresa!


admin
¡No mires para otro lado y aprende a...

No, no: no mires hacia otro lado. La inercia y la vagancia suelen ir de la mano a la hora de analizar las ventas de un negocio. Son numerosos los empresarios que confían en el ‘dejar hacer’ y aparcan el análisis de su compañía en una vía muerta hasta que, desgraciadamente, ya resulta demasiado tarde.

Por suerte, cada vez son menos los que piensan que es mejor no tocar aquellas cosas que parecen funcionar de manera correcta. ¡Todo es susceptible de mejora!

Obviamente, esto conlleva una carga de trabajo: es necesario examinar todos (absolutamente todos) los datos relacionados con las ventas para comprender y mejorar los rendimientos de tu negocio. Manoséalos, revísalos, compáralos con las cifras de meses anteriores: es la única base existente para tomar buenas decisiones comerciales y alinear a tu empresa y a tus empleados con los objetivos estratégicos y las tendencias comerciales del momento.

Tasa de rotación de capital de trabajo

¿Eres un desastre organizando tus equipos de trabajo? ¿No sabes decir ‘no’ a ningún candidato? ¿Quieres ser más eficiente? Pues no se hable más. El cálculo de la tasa de rotación de capital de trabajo te ayudará a saber si existen ineficiencias o si estás empleando a más gente de la que en realidad necesitas. Solo tendrás que dividir las ventas netas entre tu capital de trabajo promedio. Una tasa baja revelará ineficiencias, mientras que un nivel alto apunta hacia el uso de demasiado capital de trabajo.

Calcula el crecimiento de tus ventas

Como decíamos, muchos empresarios se dejan llevar por la corriente y se conforman con que la organización de la que son propietarios no les dé demasiados dolores de cabeza. Si quieres escapar de esta imagen, quizá te interese conocer la evolución de tus ventas a lo largo del tiempo.

La fórmula matemática resulta de lo más sencilla: dividir el volumen de ventas actual entre la misma cifra conseguida durante el mismo período de tiempo de un año anterior. Después, multiplicamos por 100 y obtendremos el porcentaje de crecimiento, estancamiento o pérdida. ¡Todos aprendimos esta fórmula en el colegio!

Pese a ello, muchos parecen olvidar lo que viene después: lo más importante es que seas consecuente y tomes medidas orientadas a seguir mejorando. Muchas empresas viven en la inacción más absoluta a pesar de contar con miles de informes detallados. ¡Es como conducir de manera consciente hacia el precipicio!

Realismo ante todo

No te ahogues en un vaso de agua, pero tampoco intentes cruzar un océano a nado. Debes determinar una tasa de crecimiento abordable y realista. ¡Y permanece atento! Una perspectiva demasiado pesimista también hará que tengas que replantear tu plan y asignar recursos adicionales para mantener tu tasa de crecimiento.

Para ello es necesario que tengas muy presente tu punto de equilibrio, el mismo que marca la cantidad de productos que debes vender para no tener pérdidas ni ganancias. Con esta cifra en la mano, te será mucho más fácil desarrollar una estrategia de ventas capaz de impactar de manera muy positiva en las cuentas de tu compañía.

Tu empresa, tu castillo

Imagina tu empresa como un gran castillo con puerta de rastrillo, muralla, foso, patio de armas, torreones, pozo, barbacana, muralla y puente levadizo. Pese a la fortaleza que aparenta dar, siempre habrá un punto débil por el que el invasor intentará acceder. ¡Lo mismo sucede con tu negocio! Debes tener muy claras las fortalezas y debilidades de tu organización y trazar una estrategia comercial orientada a explotar las cosas buenas y mejorar las que no lo son tanto.

Es muy importante que hagas lo mismo con la competencia. De esta manera, encontrarás patrones de ventas y tendencias, así como variaciones estacionales o eventos aleatorios y cíclicos que afectan y afectarán a las cuentas de tu compañía. Te será mucho más sencillo adaptarte a las circunstancias y descubrir nuevas oportunidades.

Tus clientes son lo más importante

Basta ya de remolonear, ¡te debes a tus clientes! Por ello, es muy importante que obtengas algún feedback de todas las ventas (o al menos de todas las ventas posibles) para averiguar el grado de satisfacción que has generado. Las encuestas en línea son una opción interesante: podrás obtener información muy importante para pronosticar las ventas futuras.

Otra alternativa consiste en emplear herramientas como AnalitiCall, de TEIA, una solución que te permitirá organizar de manera eficiente todos los archivos históricos de las conversaciones que has mantenido con los usuarios. Se trata de una especie de cerebro digital que te permitirá realizar búsquedas de texto y analizar, a través de este contenido, cómo han sido las experiencias previas de los usuarios.

AnalitiCall permite innovar a los departamentos de telemarketing y ventas con el objetivo de mejorar la cuenta de resultados de tu empresa. ¿Cómo? A través del análisis de sentimientos. Podrás evaluar el servicio de atención al cliente y resolver de rápidamente los problemas o las dudas de los usuarios. ¡Basta ya de mirar hacia otro lado! Ha llegado el momento de analizar tus ventas y todo lo que las rodea.

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad