Navegación

Artículos Relacionados

5 SECTORES AFECTADOS POR LA BAJA CALIFICACIÓN A MÉXICO


Realidad Digital
5 SECTORES AFECTADOS POR LA BAJA...

Dos de las agencias calificadoras más importantes del mundo anunciaron sus calificaciones negativas para México

● El factor de calificación más débil es la calidad de sus administraciones financieras: S&P
● Los indicadores crediticios de Pemex empeorarán mientras que los precios del petróleo se mantengan bajos: Moody’s

La inadecuada administración financiera que ha llevado México en los últimos años en diversos sectores ha provocado que las principales agencias de calificación crediticia del mundo bajen la calificación del país, lo cual repercute principalmente en las inversiones locales y extranjeras, así como en un lento crecimiento del PIB.

Lo anterior tiene efectos negativos en prácticamente todos los sectores de México y, por tanto, en los ciudadanos.

Ya desde el último día del mes de marzo de 2016 la agencia calificadora Moody’s rebajó la perspectiva de la calificación de México a negativa desde estable, debido al débil desempeño económico y las continuas dificultades externas.

Y a finales del mes de agosto la agencia Standard & Poor’s (S&P) bajó la perspectiva de la calificación de crédito de México a negativa desde estable debido a las expectativas de un aumento de la deuda gubernamental.

“El factor de calificación más débil de los GLRs (Gobiernos Locales y Regionales) mexicanos es la calidad de sus administraciones Financieras. En nuestra opinión, estas carecen de una planeación financiera de largo y mediano plazo, compromiso con políticas fiscales disciplinadas y capacidad y voluntad de tomar decisiones poco populares para garantizar la sostenibilidad fiscal y de deuda”, dijo Standard & Poor’s en un informe posterior a su anuncio. De acuerdo con los análisis de las agencias calificadoras, los 5 sectores más afectados por las bajas calificaciones son:

  • Energía
  • Telecomunicaciones
  • Fiscal
  • Pensiones
  • Banca

Uno de ellos es contar con una versión gratuita para los usuarios que deseen emitir facturas, timbrando/validando las mismas desde una herramienta Web que deberá estar disponible por lo menos en un 99.3%, donde el .07 por ciento es el periodo de tiempo máximo en que la aplicación podría no estar disponible por causas no planeadas e imputables al proveedor.

De igual forma se considera que cada PAC establezca ventanas de mantenimiento trimestral por un máximo de 24 horas en su duración, siempre y cuando dé aviso de por lo menos siete días a sus usuarios. El SLA planteado por el organismo expresa que cada evento, incluida la retirada del mercado debe tener un aviso previo. Por lo cual se tiene un respaldo legal que le ayudará como empresa a no quedar a la deriva en su proceso.

S&P explicó que el gobierno mexicano ha realizado importantes reformas estructurales, como la energética, telecomunicaciones y fiscal. “Sin embargo, las debilidades en la gobernabilidad –que reflejan en parte una débil aplicación de la ley y la percepción de corrupción– limitan los beneficios de estas reformas, especialmente en la inversión”, aseguró la agencia.

Luego del anuncio, la calificadora también modificó de estable a negativa la perspectiva de las notas en escala global de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de sus subsidiarias. Al igual que lo hizo con México en marzo, Moody’s también bajó esa fecha las calificaciones de Pemex a perspectiva negativa.

“Moody’s considera que los indicadores crediticios de Pemex empeorarán mientras que los precios del petróleo se mantengan bajos, la producción de la compañía continúe disminuyendo, los impuestos permanezcan altos y la compañía tenga que ajustar sus inversiones de capital a la baja para cumplir con sus objetivos presupuestales”, dijo Nymia Almeida, una vicepresidente senior Credit Officer de Moody’s Investors Service.

Por lo anterior, los problemas de las pensiones en algunos estados también podrían sumar presiones adicionales a sus presupuestos en los próximos dos años, según S&P.

Y por si lo anterior fuera poco, la calificadora revisó la perspectiva a negativa de estable de 12 instituciones financieras mexicanas, incluyendo seis bancos comerciales privados, cinco entidades relacionadas con el gobierno (ERGs), y la única cámara de compensación y liquidación en el mercado mexicano.

Además de lo anterior, la calificadora S&P explicó en un comunicado de prensa que modificó la perspectiva a “negativa” de “estable” de 12 instituciones financieras mexicanas, incluyendo seis bancos comerciales privados, cinco entidades relacionadas con el gobierno (ERGs), y la única cámara de compensación y liquidación en el mercado mexicano.

S&P comentó que los factores que pueden afectar más las calificaciones de los GLRs en el mediano plazo son la debilidad de la gobernabilidad y la percepción de corrupción. “Por muchos años, esto ha inhibido el crecimiento económico en la mayoría de los estados mexicanos, excepto en aquellos que han mantenido prácticas institucionales y transparentes para atraer la inversión privada, como Guanajuato y Querétaro”.

La agencia Fitch fue la única que calificó al país con BBB+ y perspectiva estable. Veremos cómo termina el año para la economía de México.

Por Realidad Digital

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad