La firma electrónica en México: ¡cada vez gastamos menos en tinta!


admin
La firma electrónica en México: ¡cada vez...
Publicado por admin

La firma electrónica avanza imparable en México. Tanto, que cada vez más ciudadanos apuestan por esta tecnología en lugar de realizar sus trámites o presentar sus documentos de manera física o presencial. ¿Acabará la transformación digital con el uso de los bolígrafos? Seguramente no, pero lo que sí es cierto es que en poco más de una década el número de mexicanos que ha optado por esta tecnología ha crecido de manera espectacular.

Basta echar un vistazo a las cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público sobre el uso de la firma electrónica ante el Servicio de Administración Tributaria: desde 2004 se han conseguido superar los 14 millones de usuarios. ¡Cuánto han cambiado las cosas! De hecho, durante el primer año tan solo 42.000 personas hicieron uso de este servicio, una cifra muy inferior al peor registro mensual (que no anual) cosechado en 2017, el cual coincidió con el mes de diciembre. En aquel momento ‘solo’ 65.757 usuarios hicieron uso de esta tecnología. Este dato contrasta con el logrado el pasado año, cuando 1,4 millones de ciudadanos utilizaron la firma electrónica en sus trámites ante Hacienda.

Pese a todo, aún queda mucho trabajo por hacer. Sobre todo, en materia de concienciación y promoción de esta herramienta. Y es que en nuestro país, a 28 de febrero del presente año, había casi 66 millones de personas registradas en el padrón de contribuyentes entre personas físicas, asalariados, personas morales y grandes contribuyentes. Quiere decir que solo el 12 % del padrón ha empleado la firma electrónica en algún momento. ¡La transformación digital debe llegar a todas partes! En caso contrario, lo único que lograremos será hacer cada vez más grande la brecha digital e impedir, por lo tanto, el acceso de la ciudadanía a los principios básicos del gobierno electrónico.

Busca apoyos: la tecnología está a tu servicio

La mejor manera de combatir la brecha tecnológica pasa por emplear más tecnología. La transformación digital debe llegar al conjunto de la ciudadanía para favorecer, esta vez sí y de una vez por todas, su acceso a las nuevas herramientas del siglo XXI.

Digsi, de TEIA, es una solución perfecta para lograr tales propósitos. En especial, a la hora de plantar cara a todos aquellos procesos que implican la recolección y la distribución de firmas digitales orientadas a la gestión documental, como es el caso de los trámites que deben realizarse ante el Servicio de Administración Tributaria.

La administración pública podrá gestionar de una forma mucho más sencilla todos los documentos: recolectar, clasificar, analizar y aprobar todo tipo de información que requiere la firma de un ciudadano será una tarea mucho más sencilla. Además, conlleva una serie de ventajas económicas y medio ambientales. Por ejemplo, reduce de manera significativa los costos de impresión y otros insumos y mejora la capacidad de almacenamiento de las oficinas públicas, las cuales, en muchos casos, están al límite.

Combinar el uso de Digsi y de la firma electrónica es la mejor manera de agilizar los procesos en los que se encuentra inmersa una administración pública, pero también de reducir los tiempos, costos y riesgos de exponer todos esos documentos a posibles desastres naturales, robos o el filtrado de copias no autorizadas. Además, el acceso a la información será mucho más eficiente y fiable, un aspecto que, pese a lo que algunos podrían pensar, favorece la reutilización de esa información siempre que sea necesario.

Show Comments (0)

Comentarios

Suscríbete a nuestra Newsletter

Date de alta y recibe las novedades más interesante sobre las soluciones de Realidad Digital que necesitas en tu empresa.

Continuando acepto la aviso de privacidad