La observación de buenas prácticas en el manejo de alimentos cárnicos, confitería, panificación y lácteos, es vital para que lleguen en óptimas condiciones al consumidor.
México es un país con un importante desarrollo comercial cuya infraestructura continúa abriéndose brecha con la ampliación de su vasta red de caminos y carreteras.